martes, 29 de abril de 2008

¡HOSTIAS!

Ayer me inspiré en hacer este post al releer lo que escribí sobre la mini reuna. De un principio debo decirles que no soy un fanático religioso. Soy católico, sí, pero no fanático. Como me dijo Lukianox, no soy de los que paran dándose golpes en el pecho. Mi familia es católica, pero, se puede decir, que no somos tan practicantes que digamos. Vamos a misa en ocasiones especiales, celebramos fechas de fiestas, tenemos costumbres religiosas, pero no llegamos a tanto. Creo que eso es lo que más me gusta de ser católico, que es una de las religiones más libres que hay [en comparación con otras] y que puedes practicarla ‘a tu manera’ sin dejar de serlo.

¿A qué viene esto? Pues que quería contarles de la vez en que siendo muchachito aún [o sea hace poquito nomás] fui Acólito [o monaguillo] en la parroquia de mi barrio. Claro, seguro dirán Frankie con esa cara de tan buena gente está incluso para ser Padre; pero no, mi mamá quería [y quiere] que le dé nietos. Para los que no saben qué es acólito, googleen ps.. no mentira, acólito es el joven laico que ayuda al Padre en el oficio de la misa. Es el que le pasa las hojas del Misal, el que le alcanza las vinajeras, el que toca la campanita durante la Consagración, etc [si no entendiste nada, no te preocupes, no es necesario saberlo todo]

Me hice acólito no porque recibí el llamado divino de ayudar a mi comunidad o algo por el estilo. Simplemente, un amigo que ya lo era, me invitó a entrar al grupo [eran como 15 acólitos] y me pareció interesante en ese momento. Así fue como, con mi mejor amigo nos metimos en esta aventura. Tengo buenas anécdotas sobre esa época. Algunas de ellas son:

Entrar a una iglesia a oscuras. No sé si alguno de ustedes lo habrá hecho, pero en todo caso no se los recomiendo. En aquella ocasión, me mandaron junto a mi amigo a abrir la parroquia para la misa de las 7.00pm. Recién eran las 6.00pm pero al entrar por una puerta lateral, ya estaba oscuro adentro. Caminar sin mirar cosas que puedan asustarte es todo un reto. Menos mal que al llegar a las puertas principales encontré una ventana la cual abrí para que entre más luz. Unos chibolos que pasaban por afuera nos preguntaron si no teníamos miedo. ‘¿Ustedes qué creen?’ fue mi respuesta.

Ver una Ordenación. Una Ordenación es cuando un grupo de Seminaristas [que son las personas que están en proceso de ser Sacerdotes] se vuelven Sacerdotes. Fuimos todos en grupo hasta el Coliseo Salesiano en la Av. Brasil y fue impresionante ver lo que los tres Seminaristas tenían que hacer, desde leer una especie de ‘votos’ hasta quedarse tirados en el suelo boca bajo por varios minutos. Lo más gracioso de esa vez fue ver a un pata que fue a comulgar y volviendo a su sitio se atoró, tosió y la hostia salió disparada al suelo. Sé que no debía [ni debería] reírme de ello pero es que fue muy gracioso.

Comerse las hostias. Y claro, seguro pensarán que es lo que más hacía. Cabe señalar que una cosa son las hostias como galletitas blancas que vienen en bolsitas de plástico listas para ser usadas [o sea, sin consagrar] las cuales solo comíamos por joda ya que no eran tan agradables que digamos [encima eran bien secas y ‘pateaban’ cuando pasaban] Otra cosa es la hostia consagrada, la cual, después que el Padre la consagra, pasa a ser el Cuerpo de Cristo en sí, y que si te la comes indiscriminadamente viene a ser sacrilegio y arderás para siempre en el fuego de los infiernos, HEREJE! xD

Ser explotado amablemente. Las reuniones de los acólitos eran los sábados, en las cuales nos enseñaban sobre el mundo de la misa y donde nos apuntábamos en qué misas íbamos a participar en la semana [mínimo tres y siempre una el domingo] Pero, en algunas ocasiones, el Padre venía a felicitarnos por el buen papel que desempeñábamos y nos pedía, amablemente, si podíamos colaborar con la limpieza de la parroquia y/o el salón parroquial COSA QUE NO NOS CORRESPONDÍA, pero a la que no podíamos negarnos. Así, algunos sábados la pasábamos barriendo, acomodando, sacudiendo y hasta lavando.

Sudar como nunca en mi vida. Venía el Obispo de la Arquidiócesis para una Confirmación y a mí me tocó uno de los puestos de preferencia: sostener su Mitra mientras oficiaba la misa. Toda la emoción se me fue cuando me dijeron que no debía moverme para nada mientras lo hacía. Un tacho de luz apuntaba directamente a mí y el sudor me chorreaba como agua dejándome –extrañamente- la cara pegajosa. Como tenía que secarme, en algunas ocasiones, la Mitra pagó pato [lo siento Obispo] Cuando acabó todo, el Obispo nos felicitó en la sacristía y nos bendijo tocándonos la cabeza. Allí recordé por qué estaba todo pegoteado: tenía el pelo engominado.

Enterarme de un falso escándalo sexual. En una reunión de los sábados, el acólito que llevaba el orden de las reuniones, nos contó muy serio, que un ex-acólito, que no estuvo ni dos semanas dentro, se había ido porque, según él, había sido ‘tocado’ por el Padre. Todos nos quedamos estupefactos ante tal revelación, excepto uno que muy estúpido o muy inocente preguntó: ‘¿Cómo tocado?’ Nadie sabía qué responderle, hasta que alguien desde atrás gritó: ‘¡Que le metió la mano, pues hue#@!’ Qué mate de risa. Al final, todo se solucionó, pues el ex-acólito confesó que le había dicho eso a sus padres para librarse de ser acólito. Así que, él también cometió sacrilegio y arderá para siempre en el fuego de los infiernos, HEREJE! xD

Play y peligro. A media cuadra de la parroquia, en una casa común y corriente, funcionaba un play caleta en el segundo piso. Casi siempre, después de participar en las misas nocturnas de lun a vie, íbamos a jugar unas horas. El peligro venía después cuando tenía que caminar 5 cuadras para regresar a mi casa en esos tiempos donde los pandilleros estaban a la orden del día [o de la noche] en mi barrio [mucho Chombo y su cripta n°2] Ya tenía mi ruta planeada para evitar a esos indeseables y gracias a Dios nunca me encontré con ninguno de ellos.

Ser carajeado por un seminarista. En una misa, a los tres acólitos que participábamos nos dio un ataque de risa con el cual se ganó el Seminarista que en ese entonces ayudaba al Padre. Al terminar, el pata este nos metió una gritada, que, o sea, ni mis padres me han gritado así ya? Cuando empezó con los insultos [sí, nos insultó y feo] ahí sí que nosotros nos rayamos también y le respondimos igual [y eso que yo soy bien tranqui] Como la situación se le empezó a salir de control, se bajó todito y nos advirtió que para la próxima nos botaba. Todo para que al final ni llegue a ordenarse ¿saben por qué? Porque embarazó a una chica. Por lo tanto [repitan todos conmigo] también cometió sacrilegio y arderá para siempre en el fuego de los infiernos, HEREJE! xD

Finalmente, mi aventura terminó cuando empezó a aburrirme la rutina de siempre [las reuniones, las misas, ir tan tarde, ir tan tempano, los estudios, etc] El punto final fue inscribirme en otra Confirmación y no poder ir porque me dejaron solo en casa [nosotros somos de los que no dejamos sola la casa] Hasta mis amigos vinieron esa noche para llevarme pero no podía. Por el roche de que dirán después, no volví a asistir a otra reunión de los sábados, terminando así mi experiencia como monaguillo. Muy bonita por cierto.

pd. nunca llegué a tomar vino de misa. el padre lo guardaba muy bien, pues nunca lo encontramos.

20 comentarios:

Pollo especialista dijo...

que entretenida y divertida tu historia... un poco complicado ser acólito

Mili-Mili dijo...

Jajaja!! AY! es que en el fondo todos hemos hecho algo por lo cual seamos considerados HEREJES (y repitan todos conmigo tambien) arderemos para siempre en el fuego del infierno (y yo pongo la carne pa la parrilla... hablen! vaos?)

FrankieBoy Acolito... deberian haber evidencias graficas de eso!!

digler dijo...

y sigues pensando que la gente arde en el fuego del infierno?

-->aloony* dijo...

O.Owtf!!!! monaguillo q risa! no se jamas me gusto el catolicismoxD


pero eso de entrar en una iglesia es demasiado psicodelico KIERO KIERO! yacmpar...

x cierto... tas traumado por lo del infierno nop?(dont worry yo tbm xD!)

Marquinho's Way dijo...

yo no entre a una iglesia a oscuras... pero si a un cementerio a oscuras... con mi gente y con varias chelas encima... vieras que divertidos juegos se pueden inventar en el cementerio... no es tan aburrido como parece.

Franco dijo...

Jaaaa... te imagino bailando como Arturito xD

Ya, habla. Tu debes saber todos los secretos del Vaticano. Suelta suelta.

luis sanchez dijo...

manya, que coincidencia. yo también he sido monaguillo! y me gané con la consagración y cuando se tiran al suelo los seminaristas; he comido hostias... y con vino!! y le cargué la mitra al obispo, que por cierto era un tío amargado a quien le dejé una malísima impresión... creo porque le bote la mitra al suelo.

leer tu post ha sido como volver a vivirla. esas cosas que hace uno de chibolo, jajajaja.

Raulín Raulón... dijo...

Bueno, el vino de misa es medio dulzón, no te pierdes de nada bueno.

Qué marica tu pata el que dijo lo del cura metemano, eso no se hace a otro ser humano.

Yo no puedo ser hereje porque de ese equipo no soy. Un día un borracho entró a la comunión, molestando a los feligreses. El cura, para sancionarlo, en lugar de darle una hostia, le dio un borrador que el borracho mastico.

- Señora, señora, ¿qué es esto? - preguntó el borracho -.

- Es el cuerpoo de Cristo.

- ¿El cuerpo? Puta madre, que salado, me dieron la p...

Imberbe_Muchacho dijo...

eso de arder en el infierno por hereje me ha puesto los pelos de punta...no menitra son huevadas.
bien ahi comiendose las hostias y me llegan esos seminaristas todo encompetados que se creen lo maximo...aunque yo llegue a conocer a un par bien chevere

Soldadito Anónimo dijo...

Hostias un post kilométrico!! xD

Aca me invitan para ir a una iglesia mormona, he visto una garota q ni te cuentoooo

RacuRock dijo...

asuu nunca haria eso.. es aburrido hasta morir.. no como la hostia porque hay que confesarse antes y no me gusta confesarme.. para que? si no tengo pecados.. soy un angelito de Dios.

agnE x) dijo...

YO SOY MONAGUILLO(a) xD
[pero me di un break xq estab de mal humor. pi'.. esta semana vuelvo]

seeee. toi un poco tia para eso..
soi mui*mui HINCHA!
pasu.. tengo muchoq contar sobre esooo xD.. waa. me emociona

hostias ♥ [sin consagrar]

un mate de risa tu historia...
cuidado con la mitririjilla xD
[o 'arderAs en el infierno']

peregrino dijo...

Tengo que aclararte algo Frankie, la Iglesia Católica Apostólica Romana tiene códigos estrictos de conducta que son de cumplimiento obligatorio en tu condición de feligrés, no es una religión libre todo lo contrario lo que pasa es que la mayoría de la gente no le da bola a las reglas, nada mas.

Por lo demás graciosas tus experiencias, yo pase un tiempo por el tema de los retiros y me toco fuerte jajaja pero abrí los ojos y recapacité.... y sí estoy condenado a morir en el infierno.

Nos leemos.

Matías dijo...

Chevre tu historia Frankie... pero muy larga!!!!! Esta demostrado q la genet no lee tanto en la pantalla. Te recomiendo que hagas post mas cortos o has "segundas partes"....

Wenoyo estuve en un grupo catolico, eso fue hace time......ahorta con todo lo que hago, facil arderé en le fuego del infierno, ches :(

Vit M.D dijo...

Jajaja,

Excelente.

juezyparte dijo...

¿No fuiste sacerdote porque tu madre quiere nietos? Ummm, estorba pero no impide. Total, si dices que le catolicismo te da libertad, aprovéchala: sé cura y ten mujer, muchos lo hacen.

Bueno el chiste de Raulín Raulón

J^P

Dennisa Enmarañada dijo...

La misa católica me parece taaaaan aburrida q no la paso, lo máximo q he llegado es a la confirmación y si algún dia me caso será católico xq toda mi familia lo es, pero yo no, así q x costumbre les daré el gusto de vestir de blanco (como bueeeeeeena!!)

Con respecto a la libertad del catolicismo.....quien te ha dicho eso??? naaa, peregrino tiene razón en decir q las reglas están ahi, pero es otra cosa que no las respeten.

Y por lo q respecta a mi, estoy juntando harto bronceador para arder feliz en el fuego del infierno...yeah!

Dennisa--->chica bronce

Julio Cesar dijo...

jejeje, puros diablitos aqui tambien, como en mi post

Vane dijo...

jajaja... yo tambien fue acolita en mi adolescencia, (osea aquisito nomas) jajaj y de verdad hay cada anecdota, gracias al post , me acorde de todos las tonterias que haciamos, y de verdad que si te explotan, oe pero cuando hay hambre hasta las hostian tienen buen sabor jejeje...

atormentado dijo...

en la epoca en que mi amigo Miguel Angel aun no era sacerdote (ha años atras) nos hizo un recorrido ( a mi y a una amiga) por una de las iglesias en las que en ese entonces el digamos que "practicaba" (no se cual sera la palabra correcta) en ese entonces. Y nos hizo probar ls hostias aun no consagradas.
recuerdo que agarre un puñado como si fuera canchita y me las iba comiendo una a una mientras seguia en mi recorrido.