viernes, 14 de noviembre de 2008

DESPEDIDA ESPIRITUAL

Carmen me esperaba a la vuelta del pabellón. Allí estaba con su sonrisa perfecta. Esas sonrisas en las que no necesitas mostrar los dientes para saber que estás sonriendo. Para reconfortar a cualquiera. Incluso alguien que sabe que está haciendo algo que no debe. Después de reírnos [o reírse] por la forma en que nos encontramos [o me encontró] me dijo para salir a caminar.

Fuimos hasta la playa [el albergue infantil quedaba al lado del mar] y aún quedaban los restos de la reunión con fogata que habíamos hecho todos unas horas antes. Nos sentamos en dos bancas paralelas a mirar lo poco que se veía de playa y mar apenas iluminados por la luz del albergue. Todo ya empezaba a parecerme bien sui generis, cuando ella empezó a hablarme como si nada.

El tema principal siempre era el de su madre. Cuando Carmen perdió a su padre, la relación entre ella y su mamá empeoró hasta tal punto que casi no se hablaban o no se veían y casi no se preocupaba la una por la otra. Ante tales problemas no sabía qué consejo darle o qué responderle. En realidad, creo que lo único que necesitaba era ser escuchada por alguien… por un amigo.

Después de una casi una hora de hablar, Carmen se acercó, me besó y se quedó recostada sobre mi hombro. Por supuesto que yo no supe qué rayos hacer después de eso, así que no hice nada. Creo que ese fue el momento digamos, más romántico que alguna vez haya pasado. Claro, que esa era mi impresión. Para ella seguro era otra cosa. Pero no importaba. Yo la estaba pasando bien.

Esa tarde ya nos íbamos. Todos andaban contentos y de buen semblante pues ya querían regresar a sus casas. Fue en ese momento que el encargado general dijo que tenía una sorpresa para cada uno de nosotros. Unas cartas fueron llegando a cada grupo y cada una de ellas dirigida a cada uno de nosotros. Eran de nuestros familiares que no escribían para saber cómo la estábamos pasando

Y aquí fue que todo el mundo empezó a llorar. Todos sin excepción. Hasta yo. Y lo peor es que no sabía por qué, pues en unas horas me encontraría con ellos así que no era porque los extrañase. Tan concentrado en ello andaba que no me di cuenta que alguien no había recibido su carta. Carmen miraba entre aburrida y triste el suelo sin carta en la mano y sin lágrimas en los ojos.

Cuando me disponía a preguntarle que qué le pasaba, uno de los encargados se le acercó y no muy delicadamente [es decir, casi se lo dice a todo el grupo] le dijo que no habían recibido ninguna carta de su mamá. ‘Ya me lo imaginaba’ le respondió ella y le pidió si podía salir y esperar afuera mientras el resto seguía en lo suyo. Después de pensarla un rato, decidí ir a ver como estaba.

Salí con la excusa de ir al baño a pesar que no estaba permitido. Evité a un par de encargados que se reían como idiotas entre ellos [no sé por qué pero nunca me cayeron bien esos tipos] Encontré a Carmen de pie en la playa mirando el mar de nuevo. Al principio pensé que no pudo haberle afectado tanto lo de la carta, pero creo que eso fue llegar al límite de todo lo que le pasaba.

- Sabes, ya no podemos seguir siendo amigos.
- ¿Por qué no?
- No sé. Ya nos vamos a ir y sería inútil continuar.
- Pues podemos seguir viéndonos.
- Sorry. Cuando regresemos no va a ser igual que aquí.
- Pero…
- No. Además, ni siquiera te conozco. Eres solo un niño.
- …
- Vamos. Tenemos que regresar.

Creo que me rompió el corazón. Un poquito al menos. Si bien solo la quería como amiga o como platónico embobado, igual me dolió que todo termine así. En el bus de vuelta no hablé con ella. En la Iglesia no la vi. Al final de la misa tampoco. Creo que ni siquiera se quedó para la despedida. Así como la había encontrado, así también se fue. No la volví a ver más.

20 comentarios:

Seko dijo...

Ta que pendeja...

Libelula dijo...

que fuerte!, pero si eso no ocurria, kizas no la hubieras recordado nunca, a veces todo es por algo.
saludos

chOc dijo...

Jajaja ese seko xD ....imagino que se haabrá sentido tan mal que simplemente decidió mandar todo a la SHIT ...contigo incluido =S

NeO dijo...

has tenido tu historia de amor, pero no cerraste tu libro :P

La flaca no se sentia bien, pero creo q en algun momento habra recordado todo esto y habra tenido la misma sonrisa en su rostro.

Ninfa Cafeinómana dijo...

=/
No se si senitr pena o colera... no por ti sino por la flaca.

Take ke mala, te choteo en one! -_-

Maria Vanessa dijo...

My dear my dear, te pasa cada cosa!
Pero dentro de todo, fue una bonita experiencia no?

Besos!

Lara Holmes dijo...

Ella solo quería desahogarse con alguien...y te encontró a ti...pero luego debía regresar a su mundo... u_u

Cathy Pazos dijo...

Muchas veces para recordar algo eternamente ha tenido que calar ondo en nosotros, lastima que a veces eso nos haga daño, otras no tanto, simplemente dices... que tonto fui.

Matías dijo...

asu broder, que choteada.... debo suponer que esto sucedio en un retiro algo así?... Fue una experiencia religiosa, con final diabólico..... En serio, qué maleada la flaca.

peregrino dijo...

Los retiros son complejos, yo he ido tanto como participante como parte del "servicio"; y las vivencia que tengo de esas experiencias son fuertes.

Es por el momento especial que creo que tiene alguna explicación el comportamiento de ella, bueno pues quedará como un recuerdo.

Nos leemos.

Adriana dijo...

:O pobre, ojala ahora ande mejor. Tng una amiga q tmb tenia mil y un problemas, la deje de ver como 10 años y ahora sigue igual o peor. Hay cosas q nunca cambian
Besos

Fiore dijo...

Creo que primero tiene que curarse ella y quererse un poco mas para que o pueda demostrar...
y también quería agradecerte por las buenas vibras para mi abuelito, está estable ya subío a piso, aún sigue en el hospital pero se siente mucho mejor

bsos!

NiñaGoya dijo...

Que tal historia, pense que te habias enamorado, siempre tendremos Carmens en nuestras vidas, aparecen, nos mueven el piso, parece que si pero no..y adios. Raro no? te deja una sensacion de confusion..con preguntas en el aire..pero asi es y talvez fue lo mejor...

NG

Cys dijo...

En uno de mis retiros del colegio conocí a un seminarista churrísimo (todas se morían por él, pero él sólo me hablaba a mí :P). Al final del retiro me dió una tarjeta con la dirección de la iglesia donde estaba todos los domingos. Me ofreció llevarme unos libros que me interesaban y setarnos a conversar. A diferencia de Carmen, él sí quería que la amistad continúe, pero como era tímida, nunca lo fui a ver :(

Diario de una virgen dijo...

nunca pense que una mujer sea capaz de hacer eso. es decir se comporto como un hombre.¿?

Frankie dijo...

Seko: tú lo dijste!!

Libélula: igual la recordaría creo..

chOc: y por qué a mí, si yo soy bueno =S

NeO: tranquilo suarez-vertiz! xD

Ninfa Cafeinómana: me bajó la llanta en one!

MaiaVane: NOOOO!! xD

Lara: tienes muchísima razón =(

Cathy Pazos: bien tonto =(

Matías: jaja experiencia religiosa con final diabólico xD

peregrino: sí parece que realmente le afectó el retiro =/

Adriana: sigue igual?? waoo, eso sí es estar mal =S

Fiore: de nada por las buenas vibras, que bien que hayan servido las de todos =)

NiñaGoya: tienes muchísima razón tbn. Hasta ahora estoy con las preguntas en el aire.

Cys: jajaja no pues! de la que te perdiste!! xD

Este.. ¿Virgen?: y yo como mujer?? =S

Dennisa Enmarañada dijo...

YO la apoyo, todo es válido en la viña del Señor.

Con las cantidades industriales de problemas que aún no superaba esta chica, querías que se cargue con uno más?

carmen es el resultado de las malas relaciones familiares que se dan en este país, a mi me da más pena que otra otra cosa, su actitud es comprensible por todo lo que vivió.

Comprendela también Frankieboy

saludos...

Marquinho's Way dijo...

pucha tio, creo que si hubiera recibido una carta de su mamá se hubiera sentido mejor y no te hubiera largado asi tan basura.

En todo caso, como diría melcochita, nadie te quitará lo bailado.

Apple dijo...

¿Qué harías si la vuelves a ver?

Alexis dijo...

Pucha!

Para eso son los retiros!

Pucha!