miércoles, 19 de marzo de 2008

LA TV MATA


Ayer mientras revisaba mis comentarios me di cuenta de la pegada que tuvo mi antiquísimo televisor que apareció en la fotografía que puse en este post. Si bien es cierto ya no lo utilizamos al pobre [qué creían, que todavía lo prendíamos en la sala? no pues, tampoco tampoco] y que con las justas está parado en un pata y media [la otra y media restante desaparecieron por culpa de las polillas], aún cumple su función de una suerte de estante en la cocina [con su mantelito para protegerlo del polvo] donde se encuentra la fruta del día.

Según mi papá, el televisor lo tiene desde antes de casarse con mi mamá, o sea ya tiene más de 20 años. Me acompañó toda la infancia hasta el final de la primaria cuando por razones de modernidad y comodidad, fue reemplazado por un Sony a colores de 21 pulgadas. Aún recuerdo los sábados por la mañana cuando, junto con mi hermano, nos levantábamos extrañamente más temprano que los días de cole a ver los Thundercats y los Supercampeones.

Pero vayamos al título del post. Esto pasó una tarde-noche según recuerdo; al año siguiente de la foto, en mi nueva casa. Acababa de llegar mi papá de trabajar y hablaba en la cocina con la chica que se quedaba cuidándome. Mi mamá aún no llegaba y mi hermano no estaba [no recuerdo dónde estaría para ser tan tarde] La cosa es que yo estaba emocionado [no sé por qué] y estaba correteando por toda la sala. Andaba en eso hasta que los vi. Unos libros de electrónica de mi papá sobre el televisor.

Desde peque siempre he leído todo lo que pase frente a mí. Dice mi mamá que cuando compraba los libros para el cole yo me leía los míos y los de mi hermano en una, mientras él seguía pegado a la tv. Así que, esos libros de pasta dura y color rojo eran una gran atracción para mí. Estaban ordenados sobre el televisor como si estuvieran en un librero, por lo que las letras doradas sobre el lomo los hacían aún más interesantes.

Mientras mi papá se cambiaba de ropa en su cuarto y la chica calentaba la comida para servirnos, yo trataba de cranear cómo llegar a esos libros. Todavía era muy chiquito para cojerlos, entonces quería subirme en algo para alcanzarlos pero no encontraba nada. Como la curiosidad ya me mataba empecé a saltar con el brazo estirado para cojer al menos uno pero nada. Cabe señalar que los libros no era lo único que había sobre la tv.

La antena [obviamente], papeles, adornos de plástico [uff] y de vidrio [ay!], más libros y hasta un cuchillo [qué hacía un cuchillo allí?] descansaban sobre el televisor. Entonces, midiendo alturas, tiempos y distancias, pero no riesgos, procedí a TREPARME sobre el televisor para llegar a los libros. Creo que los brazos ya estaban encima. Incluso creo que ya estaba tocando uno con los dedos. Pero fue entonces que la física hizo su efecto y aplicó a su amiga la gravedad con todo contra mí.

Sentí que el televisor empezó a temblar, después a tambalear, de adelante hacia atrás. Lo peor es que yo seguía tratando de alcanzar los libros [jajaja] Cuando di el último impulso, el más fuerte, todo el armatoste se me vino encima. Recuerdo claramente como después de estar viendo la pared, terminé viendo el techo. La inmensa pantalla del televisor cayó sobre mi tórax, brazos y piernas. Pero eso no fue todo. Ahora venía lo que estaba sobre él.

Los libros rojos cayeron a los lados de mi cabeza. Los adornos también. La antena y algunos papeles sí cayeron sobre mí [específicamente en mi cara] Y el cuchillo.. la verdad no sé donde cayó, pero al menos no lo sentí. Pero me salvé de haberme quedado noqueado con cualquier cosa que había allí. No grité. Estaba demasiado asustado para eso. Después de unos segundos de tener el televisor encima ya no podía respirar. Pobre iluso, traté de levantarlo con mis bracitos pero nada. Finalmente, con el poco aire que me quedaba lancé el grito de auxilio.

Mi papá llegó al instante y levantó el televisor de mí. No tenía roto nada y tampoco me dolía el cuerpo [qué extraño?] pero sí lloraba a mares por el susto que me acababa de llevar. Y lloré más cuando me di cuenta que venía la gritada de mi papá por hacer huevadas en la casa. Menos mal al televisor tampoco le pasó nada [creo que era lo que más le preocupaba, jaja] Cuando ya todo pasó, mi papá se fue a comer con mi mamá que ya había llegado, y yo me quedé en la sala consolado por la chica que me cuidaba [ganador!] y con uno de los libros que tanto quería en mis manos.

pd. y déjenme decirles que todo fue en vano, porque no entendí -ni entiendo hasta ahora- ni papa de esos libros con sus dibujitos de circuitos por todos lados :s

17 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Miáchica, tu televisor siempre tuvo aptitud de aparador, mostrados y mesita de centro...

Julio Cesar dijo...

esa tv es peligrosa, sácala, y de su madera y cables hazte una mesita de verdad, facil te alcanza para hacer colgantes hasta pa los vinos :)

1000en@ dijo...

aux...i..lio xD ...me dio risa imaginar a una tv con patas y brazos x) xD

yo de chibola leia toos los manuales para padre y los cuentos de los libros que encontraba x mi casa (que tiene complejo de biblioteca xD)

chapate la tv y conviertela en una mesita recool retro x)

saludos :P

Adriana dijo...

ala michi... toda la tele sobre ti?? que buen que no te pasó nada, tu foto del meme está genial!!!

Lukianox dijo...

Yo tenía un Zenit de ¿15 pulgadas? creo que eran 21... no me acuerdo. Esa vaina era un pedazo de arbol gigante.

Anyway, me has hecho acordar una. Cuando me compré la laptop desde donde escribo ahorita... no se la prestaba ni a mi madre (que me la compró). Un día (que estaba de buen humor) mi hermano me la pidió prestada y pos decidí que ya era hora de que la laptop saliera por su cuenta y accedí. 1 hora más tarde mi hermano subía por las escaleras y PLUM CATAPLUN CHIN CHIN... mi laptop al piso

Me quedé O_O porque había visto toda la caida en cámara lenta.

Pa colmo... la laptop se apagó...

Estaba O_O

Y le grité a mi hermano un millón de cosas pero lo que más me soprendió (de lo que salió de mi boca) es que le dije... PORQ NO PROTEGISTE LA LAPTOP... TU CUERPO SE CURA LA LAPTOP NO!!!.

Sobra decir que nunca más volvió a tratar a mi laptop como un libro (aunq es del mismo tamaño)

RacuRock dijo...

mejor noentendiste.. hoy en dia no sirve de nada.. ya que lo electronico no se repara... solo se reemplaza.

tasteless dijo...

OUch!
es milagroso que nada te haya pasado,pero lo hiciste POR UN LIBRO!

Ganadorrrr!!

Carlos Alberto dijo...

si... eso es curioso, lo hiciste por un libro, ni siquiera por una caja de chocolates o un juguete, nooo! por un libro y de electronica!

Te felicito XD

MuSa AnTiSoCiaL dijo...

asu de la ke te salvaste..

El Rojo dijo...

Cuando uno es chibolo, los sábados y domingos SIEMPRE se levanta más temprano. Yo lo hacía para jugar Nintendo :P

Matías dijo...

Hola Frankie, hoy estrené mi primer podcast, y obvio te mencio jejeje.

PD: No hagas huevadas pues broder, y todo por un libro

-->aloony* dijo...

a mi hermano el paso lo mismo, con la difrcncia q lo q le cayo en la caveza fue el televisor xD

y sufrio una contusion wuuuuuuuuu!

(por eos ahora es hiperactivo :X!)

-->aloony*

-->aloony* dijo...

ahhh y yo tbm hacia lo mismo x los libros
AMO LOS LIBROS XXD!
una vz m caio el estant pero no paso nada, mas bien mas bacan xq todos los libros estaban en el piso y los podia agarrar xD

-->aloony*

Theodorus dijo...

ajajajaajajajajajjajajjjjjjjjjjaja, hemos tenido "aventuras" muy parecidas, jejejejeje, yo he botado de todo en mi casa xD, aunque lo mas caro que bote (cotizando) fueron unos parlantes (esos de pollada xD) en una fiestacuando yo tenia 5 años xD.

Y por los libros! puufff, recien comence a matarme por ellos a los 12 años.

Soldadito Anónimo dijo...

Toda 1 TV encima?... no tendras algunas secuelas d eso, verdad? xD

Mafa dijo...

Que mate de risa!!!

La tele siempre fue mi compa�era de ni�a, me daba pena cuando se sobrecalentaba porque significaba que era hora de darle un descanso.
Cuando ten�a ex�menes mi mam� encerraba la tele en un cuarto con llave... bien cruel ella :P

Saludos

Mafa dijo...

Que mate de risa!!!

La tele siempre fue mi compa�era de ni�a, me daba pena cuando se sobrecalentaba porque significaba que era hora de darle un descanso.
Cuando ten�a ex�menes mi mam� encerraba la tele en un cuarto con llave... bien cruel ella :P

Saludos