viernes, 28 de marzo de 2008

APRENDIZ DE MONK


Ayer, después de tiempo, agarré un capítulo de Monk. Cuando la serie la daban de lunes a viernes, era un fanático de ella. Me vi la primera y segunda temporada de un viaje. Ahora por razones de estudio y porque no sabía qué días lo pasaban, dejé de verlo. Para los que no saben sobre la serie, trata sobre un tipo con múltiples fobias y manías, pero que es un capo como detective. Desde un principio se sabe quien cometió el crimen, pero lo interesante es ver como Monk lo descifra y encuentra detalles sobre que a nadie se le ocurriría.

Aunque el verdadero gancho es ver como Monk lidia con sus fobias y manías. Desde limpiarse la mano después de estrechársela a cualquier persona hasta pogonofobia [miedo a las barbas] Viendo lo exasperante y a la vez divertido que es vivir con estas costumbres, me puse a pensar en las mías para ver si afectaban tanto mi vida cotidiana como la del personaje. Rebuscando en mi memoria sobre mis momentos más weirdos pude encontrar las siguientes:

No soy muy partidario de ir a hospitales. Para ser franco, no me gusta ir a un hospital, clínica, posta hasta farmacia [el olor a farmacia es terrible] Me parece que hay mucha gente enferma y si vas a curarte de algo puedes salir enfermo de otra cosa con tanto agente de contagio. Si ya sé, puedo sonar un poco hipocondriaco, pero trato de tocar nada cuando tengo que ir a alguno. No soy un consumidor compulsivo de medicamentos, ni me gusta tomar pastillas [no puedo pasarlas] pero no me gusta estar en contacto con cosas que puedan enfermarme. No sé por qué. Quizás es una actitud de supervivencia que vive dentro de mí y de la que no me doy cuenta.

Si estoy en la combi y alguien estornuda, tose o respira cerca de mí, inmediatamente dejo de respirar. No importa si estoy en plena inspiración o expiración. Simplemente dejo de respirar. Pienso así que los gérmenes que la persona acaba de expulsar no entrarán en mi organismo. Si tengo una ventana abierta cerca, mucho mejor. Me acerco a ella y trato de respirar el aire que entra por allí. Si la combi está llena, estoy jodido. Igualmente me pasa en la calle. Si estoy caminando y tengo que pasar muy cerca de alguien a quien no conozco y no se ve muy saludable, contengo la respiración desde antes de llegar él/ella hasta estar a una distancia considerable pasos después.

Tengo que aceptar que soy un maniático con mis manos. Siempre tienen que estar limpias. No tengo toallitas con las que limpiarme después de darle la mano a alguien, a tanto no llego. Pero si por ejemplo, estoy ayudando a mi mamá en la cocina [así es, yo le ayudo a mi mamá en la cocina, es el precio de no tener una hermana] apenas toco algo, ya tengo que lavarme las manos. Pelo una papa, me lavo las manos. Pico una zanahoria, a lavarme las manos. Corto un limón, obligatoriamente tengo que lavarme las manos [el olor a limón en mis manos lo detesto] Si limpio algo, acabo de viajar en combi, uso la computadora, voy a dormir, a ver TV, etc. TENGO que lavarme las manos. No hay otra.

Y si tengo que ayudarle a mi papá en algo del carro, peor. Mi papá está acostumbrado a embarrarse las manos de grasa y cosas por el estilo. Es parte de su trabajo. Yo no. Cuando me pide que le traiga las herramientas para arreglar el carro que ya está viejito [el carro, no mi papá] trato de coger todo con la punta de los dedos. Mi papá siempre se queja de eso. Aunque ya estoy frito si me pide que me ponga a ‘mover’ cosas debajo del capot o limpiar una pieza que parece nunca haber estado limpia desde que la instalaron. Engrase total. No es que no quiera ayudar o que soy muy ‘niña’ para hacer esas cosas, simplemente es que no me gusta ensuciarme las manos. ¡No quiero ensuciarme pues! ¿Te jode?

Y finalmente está el baño. O mejor dicho MI baño. Aunque parezca gracioso, me cuesta usar un baño que no sea el mío, a menos que sea una emergencia, claro. Cuando voy de viaje a visitar familiares y tengo que quedarme en sus casas, tengo cierta reticencia a usar sus baños. Así estén inmaculados, igual no sé, el inconsciente me dice que ese no es MI baño. Que lo use con precaución. Si es el baño de algún amigo, desconocido o un baño público, prefiero aguantarme hasta llegar a mi casa. Es más, basta que vea un solo pelo, así sea en el lavadero, tengo que salir al instante de allí. Sabrá Dios que tipo de de pelo es ese ¿no?


Quizás tenga más fobias y manías de las que no me he dado cuenta. Dicen que no te das cuenta de estas cosas hasta que alguien te las dice [así me pasó con lo de mis manos] o hasta que te encuentras en una situación en la que tienes que quebrar esas ‘reglas’ [como me pasó con el baño] Eso sí, aunque me hagan notar sobre ellas o me dé cuenta que me estoy comportando como un weirdo total, no voy a dejar mis manías y fobias por nada del mundo. Y ahora si me disculpan, TENGO que lavarme las manos en MI baño.

pd. mañana mi blog cumple un año! será motivo de celebración, no?

14 comentarios:

-Ushi- dijo...

te pasas -.-

y como haces eso?

Reivajss dijo...

estaba oensado una mezcla de Frankie y Monk, puede ser Fronk, porque Monkie, como que no va

1000en@ dijo...

Fronk xD

yo me parezco en la de los estornudos , aunque como que me estoy curando x)

anda a la reuna teen teen x)

saludos :P

Julio Cesar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio Cesar dijo...

hehe no ps, lo de la combi no se... respirar el aire limeño de las avenidas no es tan "saludable"

yo creo que solo le tengo fobia a mi ex... que espero no lea tu blog :)

Raulín Raulón... dijo...

Cuñao, normal lo del baño. Como que es el último espacio físico personal.

En fin, yo soy de los que no pueden ver circuitos, me da más asco que una animal desentrañado.

Fiore dijo...

jajaja todos tenemos algunas manías y tirrias hacia determinadas cosas, las tuyas me parecen simpáticas, no creo que llegaras al punto de Monk pero te acercas eh?

jaja

un bso

Raulín Raulón... dijo...

Por un momento, pensé que te computabas Thelonius Monk.

Lo de las manos, yo conozco a un profesor PUCP de Cine con una manifestación mucho más grave. Ahora que lo pienso bien, lo tuyo está dentro delo normal-genial, tipo Howard Hughes.

Mili-Mili dijo...

jajaja!! me recuerdas a mí en lo de la combi, claro que yo no me subo a ninguna si es q no hay asiento al lado de la ventana, olvidate, me muero del pánico!!

Lo de las manos... tas igual que yo, o sea q pa mi eso no es raro X)

Qué será?? tu post está haciendo que me analice jejeje, quién sabe que descubra!!

reu teen teen!!!!

tasteless dijo...

Pucha en todos lados leo sobre la reu teen xS

Bueno, es normal que las personas tengan fobias ,yo le tengo cierto rechazo a la sangre (menos a la mia ,claro),por eso como doctora me muero de hambre xD.

Eso de la hermana sono machista x(

-->aloony* dijo...

yo no tngo fobiaaas

espera, tengo fobia a cariño publico, en serio, me da ataques de panico!

see si tngo entonces¬¬

-->aloony*

Melisa Marin dijo...

Concuerdo 100% contigoooooooo,no sabes lei este post y me parecio alusinante pensar ke no estaba tan loca , mira justo escribi sobre eso pero desde otra optica:
www.cronicasdetripasyframbuesa.blogspot.com
lee el post de los estornudos cochinones

peregrino dijo...

Comparto lo del baño.... me cuesta me cuesta, solamente en caso de urgencias.

En lo demás no tanto.

Nos leemos.

atormentado dijo...

yo tambien si alguien tose en la combi automaticamente dejo de respirar, es mas .. ni me muevo. yo pense que era el unico freak que hacia eso (la mayoria de gente se tapa la cara nomas) pero creo que los germenes igual se te pegan al cuerpo , ala ropa y todo eso .