viernes, 30 de marzo de 2007

Mirar sin verte

Marina era [y es] una amiga que tenía en la secundaria y con la cual también tuve muchos 'problemas' por así decirlo. Siempre la vi como eso, [no, no como un 'problema'] como una amiga, pero la situación cambió cuando en la etapa final del colegio, toda la gente empezó a molestarme con ella, y [lo que es peor] ella empezó a creer que a mí me gustaba que me molestaran con ella!!! [es que yo no atinaba a nada para poder negarlo] Menos mal la situación no llego a más y ahora somos buenos amigos de nuevo [aunque siguieron molestándome con ella terminado el cole, incluso hasta ahorita si a alguien se le ocurre] Pero bueno, pasemos de una vez al 'problema' o mejor dicho al 'problema inicial', o sea, por el que empezó todo esto [quiero que todos sepan que todas mis acciones fueron con buena onda y sin ninguna otra doble intención eh?]

Marina era una de las alumnas más destacadas del salón, muy alegre y siempre responsable [aunque si te metías con ella, ahí si a aguantar su genio] Si bien desde el 6to de primaria [año en que entró a mi colegio] de un saludo y alguno que otro intercambio de palabras no pasábamos, en 5to de secundaria decidí hacerme más amigo de ella y de su grupo de amigas. Para ello tuve que sentarme en primera fila [primera vez en toda mi vida] al lado de ella y rodeado de sus amigas [aunque a mi izquierda estaba mi amigo Juan] Los primeros meses estuvo genial: hablábamos más, hacíamos tarea juntos, hacíamos grupo juntos, plagiábamos juntos, etc. Hasta que llegó aquel fatal día después de recreo.

Ese día yo me quedé en el salón esperando que toda la gente entre de nuevo a clase al sonar la campana. La mayoría ya había entrado y hacía chacota dentro del salón; mientras, yo me encontraba de nuevo en uno de mis 'sueños despierto' mirando hacia el escritorio. En eso, una bulla en la puerta me hizo girar la cabeza hacia un lado [era mi amigo Juan que acaba de entrar y estaba conversando con una amiga de Marina y que se sentaba detrás de ella] Fue ahí cuando noté que Marina ya estaba sentada a mi lado y que además tenía la cara lo mas colorada que podía estar [era como si acabara de venir de hacer Educación Física, y encima corriendo] Me quedé mirándola como quien mira a alguien que le ha pasado algo [de verdad me preocupe un poquito y encima todavía no estaba totalmente desconectado del sueño] cuando en eso ella se da cuenta y en tono burlón me dice: '¿Qué? ¿Qué me miras?' A lo que respondí algo que no sé de donde me salió, algo de lo más cavernícola de mi ser, algo que nunca diría estando totalmente clear, algo de lo que me arrepiento hasta ahorita: '¿Qué, no puedo mirarte?'

Para qué diablos le dije.. Dios, por qué pusiste esas palabras en mi boca [wuao puse a Dios y el Diablo juntos] Antes que reaccione y termine de darme cuenta de la magnitud de lo que había dicho, ya mi amigo Juan se había ganado con toda la situación y empezó con la joda: 'Bien Frankie, ahi mirándola a Marina' Y su amiga no se quedó atrás: 'Uhhh, Frankie y Marina' [maldita esa gente con su 'Uhhh'] Ya la situación fue insostenible. Por más que empezara con mis 'no, solo la estaba mirando', ya era muy tarde. Al rato toda la gente se enteró y ya estaba lista la nueva 'parejita' del salón. La situación solo pudo calmarse cuando entró al aula la profesora de inglés. Pero esa vez, Marina no se unió conmigo para hacer grupo..
A partir de ese día, mi relación con Marina ya no fue la misma. Ella se alejó y fue como si en medio de nuestras carpetas hubiera una pared por la cual no podíamos hablar ni mirarnos. De verdad fue una pena perder una amiga por un motivo tan tonto, pero creo que en parte también fue mi culpa, por no tener el valor de decir las cosas como eran y dejar en claro la situación. Sin embargo, como conté al principio, ahora ya somos buenos amigos y si bien ninguno de los dos menciona hasta ahora lo ocurrido [aunque algunos de mis amigos sí], creo que ese 'problema' ya quedó en el olvido.

2 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Sabes que es más odioso que el "Uuuhhh" escolar?

El mismo ruido de mierda, hecho por una chica de 23 años en una facultad de Derecho.

Buen post, compadre. Roche escolar, lastima. ¿Estaba bonita la Marcia? Lindo su nombre. Saludos.

tasteless dijo...

Aparte del Uhhhh..., ahora esta el Auuuuh,cuando se trata de molestar a una pareja del mismo sexo