martes, 25 de agosto de 2009

EL HABITANTE DE BARBADOS



Ayer al despertarme, después de un fin de semana de tirarme al abandono, me dirigí directamente al baño. Al mirarme en el espejo otro rostro me devolvió la mirada. Ese no era yo. Era otra persona que se parecía a mí. Alguien que se veía diferente que yo. Era el habitante de Barbados.

Esta es una queja contra la existencia de la máquina de afeitar. No es que me queje del todo de su existencia. Qué sería del mundo sin ella. Qué sería de los hombres sin ella. Imagínense todos aún usando navajas para afeitarse o dejándose la barba los que no tienen para comprarse una. La queja es por los efectos que produce en los rostros de los púberes/jóvenes/adultos varones.

Detesto afeitarme. O tratar de afeitarme. Me parece una pérdida de tiempo total. Cinco matutinos minutos –o quizás más- que bien podrían aprovecharse en la cama disfrutando del último ronque, tratando de engancharte con ese sueño que tuviste 10 minutos antes o deseando que sea tu día de la marmota y vuelva a ser domingo esperando escuchar a tu mama cantando el desayuno.

Y digo ‘tratar de afeitarme’ porque aún me afeito mariconamente las partes que supongo debo afeitar –del rostro, por supuesto. Tampoco me gusta afeitarme porque no sé cómo hacerlo. Por más comerciales de Gillette que vea aún no aprendo bien la técnica -si es que hay alguna. Consecuencia de ello es que siempre termine con el mentón y la parte superior del labio irritada.

No recuerdo cuándo, por primera vez, mi rostro sufrió la inclemencia de las hojas de una máquina de afeitar sobre él. Seguro habrá sido alguna mañana que payaseando haya cogido la Schick de mi papá y al tratar de ver su efecto sobre mi imberbe mentón me haya hecho un corte por moverla en forma horizontal. Desde allí, aunque no me guste hacerlo, se ha convertido en rutina matutina.

Y eso que sólo lo hago cada tres o cuatro días.
Imagínense cómo será cuando sea diariamente.

Hace unos días paseando por Wong, una regia anfitriona me regaló la popular máquina de afeitar de tres hojas para una afeitada más al ras y cero irritaciones. Después de probarla el domingo, tengo un aviso a la comunidad que hacer: Amigo blogger, señor, joven que me leen; señorita/esposa que le compra las máquinas al novio/esposo; por favor ¡¡NO COMPREN ESA VAINA!!

Afeitarse con esa cosa es una verdadera tortura china. ¡Por Dios! Sentía que me arrancaba uno por uno los tres pelos que tiene mi barba. De verdad fue una cosa terrible. Casi como arrancarse los pelos de la nariz ¿alguien sabe para qué sirve ese jebe naranja encima de las hojas? ¿eso se saca o se deja ahí? ¿hice mal en sacarlo? ¿por qué se mueve tanto? ¿dónde vienen las instrucciones?

Ya sé, muchos dirán que tenía que ablandar la barba, que tenía que ser con agua caliente, que tenía que ser con crema de afeitar, que para qué le sacaste la banda de goma, que eres una vergüenza para la comunidad masculina de Lima, etc. Pero nica voy a hacer todo un ritual para tener que afeitarme pues. No way. Tengo mejores cosas que hacer en las que perder el tiempo.

Pero tampoco creo que todos sufran el mismo problema. De repente hay algunos que son duchos en la materia y les encanta afeitarse y comprarse productos para antes, durante y después del afeitado; y son felices tomándose su tiempo haciéndolo, disfrutando de su viril momento máquina en mano y rostro enjabonado. Pero no pues. A mí no me gusta tener que afeitarme. Punto. Y no me digan gay por eso.

18 comentarios:

Fiore dijo...

jajaja pobechito
felizmente que nosotras las mujeres no tenemos que afeitarnos la cara y salir magulladas y curitas alrededor de ella como muchas he visto a varios chicos así

jojo

bsos de esposa primeriza y Recién casada

Ale dijo...

Hahahah yo eh visto `piernas belludas a las mujeres prestales tu afeitador xD!.


Uy lo siento por ti. Pero con la practica vas a hacerlo mejor.


Saludos.

Gigi dijo...

jajajajaa
Te imagino o todo barbón o saludando a tus amigas de mano para evitar picarlas con la incipiente barba.

Debe ser toodo un tema esto de la afeitada y el tiempo y los dolores que conlleva. Pero no estás sólo en estas lides, porque las mujeres pasamos las de caín tambien por cuestión de pelos. Cera caliente - vellos arrancados de raíz y un OOOOOUUUUUCHHHHHHH de aquí hasta Marte son nuestro pan de cada día.

BTW
Un hombre recién afeitado, con la mandíbula suave al tacto y despidiendo una fragancia varonil
...aahhhhh. Si que pone! jajajajaja.

Saludillos

*Luna* dijo...

jajaja.. concuerdo con gigi
no sabes el poder que hay en un hombre recien afeitado

cuando dijiste lo de pasar la maquina horizontal .. >_< se me puso la piel de gallina de tan solo imaginarlo

y no, no se quita el jebecito
si no tengo al entendido, esa vaina sirve pa que la tortura sea mas suavecita xD

NeO dijo...

no qda de otra frankie!

no le quites esa woa de goma... pues evita q se irrite o eso dice...

io me corto primero los tres pelos de mi quijada con una tijera y despues me rasuro... porq sino es una tortura,,,,

lo malo q mi pel es rara... y se corta con una failidad sorprendente! (me he cortado con las hojas de mi cuaderno)
y tb soy un torpe con las manos,,,,

no queda de otra fr4ankie... a meter chaira no mas..

es eso o parecer actor de las peliculas de semana santa!

XD

Javier dijo...

a veces yo también odio afeitarme pero es taaaaaaaaaaaan necesario xD!!

N-A-T-Y dijo...

Te dejo un regaito:

http://www.youtube.com/watch?v=ixM10qw_wTQ

Me encantan como lo ponen como una receta hehehehe no uedo creer que alguien se tome el tiempo de hacer estos vids.

Ojala que no te vuelvas a hacer daño!!!

xoxo-naty

Cys dijo...

Agradece que es sólo la cara y no las piernas! Malagradecido ¬¬

BTW, esa cosita de arriba no se saca... tiene humectantes para que no se te irrite la piel :P

kari^* dijo...

yo no me afeito en ningun lao -_-º


jojo

sathya dijo...

fuuuuuutaaaaahhhh si supieras lo que es afeitarte tooooooda la pierna y las axilas cada 2 dias para que el novio te vea reeeeeeeeeeegia.
by the way, la wevadita que quitaste se tiene que mojar y es lo que humecta la piel luego de cada afeitada con las navajas (las de mujeres tbn tienen).
suerte para la proxima!

Viperhoot dijo...

jajajaj esa navaja es un arma de doble filo, o la usas bien y terminas con la afeitada "al raz" que tanto promocionan, o el que se mueva tanto te confunde y puedes terminar desangrado (la experiencia ha hablado).

Mejor son las simplecitas, bien que mal hacen su labor.

Y si, afeitarse es aburrido, al menos para mi, pero no hay de otra.

Laura dijo...

buaaaaaaaaaa!!!!, no me hables de gillets, yo me corte!! la pierna con una!!! haciendo la bendita afeitada!!! pero desde ahi, fue la primera y ultima vez!!

Caƒeιnomana® dijo...

jajajajaja!

Gay?

No me imagino un gay con barba.

Ronny Lionel dijo...

A los 25 años (o sea, hace 7) decidí dejarme una leve barba en la barbilla (eso que llaman chivita), que con el tiempo se convirtió en una barba candado.

Y no es por nada (porque gilerazo no soy), pero vaya que esa chivita-candado sí que ha tenido éxito con las féminas. Algunas les gusta pasar la punta de la lengua por ahi, y otras sencillamente deciden morderlo.

¿Por qué no haces la prueba?

Un abrazo ;)

Alexis dijo...

Frankie, esa bandit anranja no se saca. Eso sirve para que no te irrita la piel.

Novatos!

Cathy Pazos dijo...

jajaja bueno debe ser algo así de fastidioso como para nosotras depilarnos y arrancarnos con dolor incluido los pelitos que sobran, pero bueno, como dice mi madre, ser bella duele, asi es que caballera no mas..

Besitos

Lara Holmes dijo...

jajaja...pobrecitoooo...déjate crecer la barba, así como Dumblendore xD
Sabes, en el blog day, alguien me habló de ti jojojo, dice q te conoce xD

kari^* dijo...

bueno ahora si, mi madre acaba de cuidar mi femeidad XD!